Faltan horas para que las campanadas nos marquen el final de 2014. La Fondéu nos dice que la palabra del año es Selfie, si tuviese que resumir el año en una palabra para mí seria “cambio”.

El principal cambio y el que a marcado todo este 2014 es el traslado del HUCA. Para  la asociación a supuesto que tuviese que buscar un nuevo piso de acogida en las inmediaciones del nuevo HUCA, nosotros también hemos tenido nuestra particular mudanza. Más cambios, puede ser modificar el logotipo, hemos estrenado una nueva web y puesto en funcionamiento nuevos programas. Que se van sumado a los que Galbán viene desarrollando a lo largo de estos años.

Aquí me gustaría destacar, que todo este intenso trabajo no habría sido posible sin la implicación tanto de los trabajadores como de los miembros que componen la Junta de Galbán, sin olvidar a los voluntarios. Han afrontado con optimismo e ilusión el ritmo de trabajo que en muchas ocasiones nos han marcado. Gracias porque sin vosotros este año no habría sido posible completarlo de esta forma.

Lo que no ha cambiado es el objetivo que siempre tenemos en mente “ el mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes con cáncer y por extensión la de sus familias” y este es el objetivo que ha guiado nuestro trabajo diario, como se viene haciendo desde los primeros pasos de Galbán.

La asociación ha reconocido públicamente el trabajo de todo el personal que conforma el Servicio de Hemato-Oncopediatria. Un reconocimiento a las personas, que en este momento hago extensible a todo el personal tanto sanitario como no sanitario del HUCA que diariamente trabajan con los niños y los adolescentes con cáncer. En un año donde los cambios también han marcado vuestro ritmo de trabajo dar os las gracias por vuestra profesionalidad e ilusión.

Dar las gracias a todos los colaboradores que con sus iniciativas han querido aportar su granito de arena al proyecto de está asociación. Las personas e instituciones que han participado este año es muy amplia y os quiero agradecer vuestro trabajo. Desde la iniciativa más modesta hasta el mayor de los eventos realizado en favor de Galban. Me quedo con las palabras de varios colaboradores “ no es tanto el dinero recaudado sino la satisfacción personal que me llevo hoy “. Me repito pero es así, gracias y mil veces gracias.

Mi recuerdo a quienes han dejado de estar con nosotros, que vuestra sonrisa nos guíe en el día a día. Desde aquí apoyar el trabajo diario que realizan investigadores, médicos, instituciones y todos los implicados en la lucha contra el cáncer. Sin su trabajo no podríamos decir que hoy día el 80% de los niños con cáncer sobreviven a la enfermedad.

Me despido como presidente por motivos estrictamente personales y solo os deseo que en el 2015 se cumplan vuestros deseos, Feliz 2015.

Write a comment: